Asistencia

Muchas veces sufrimos por sentir el dolor como algo que debemos superar y no como algo que hemos de vivenciar.

Hacer el duelo implica que nos comprometamos activamente en un trabajo personal.

Elaborar el duelo nos permite aceptar la realidad y vincularnos con nuevas esperanzas y proyectos, rehacer la vida y aprender a vivir de una manera diferente.

Nuestro servicio asistencial les brinda una relación de ayuda eficaz, aceptante, empática y genuina, para acompañarlo y facilitarle la sana elaboración de su duelo.

Le ofrecemos la posibilidad de sentirse acompañado en ese recorrido del duelo desde la asistencia personalizada en nuestros consultorios.


“Pedir ayuda es el primer paso para sanar mi dolor”


“La muerte de un miembro de la familia constituye un cambio muy importante que afecta y altera al conjunto del grupo familiar.”


“El grupo nos brinda la posibilidad de expresarnos, compartir, ayudar y ser ayudados”.